RSS Facebook Twitter
Noticias de última hora
 
360 Habitantes > viernes, 22 de junio de 2012
Si vuelve a nacer Adelso Sandoval volvería a ser periodista
 
 
 
Nativo de Ciudad Bolívar. Periodista de reconocida trayectoria profesional que además de condecoraciones, también recibió el Premio Nacional de Periodismo. Jura que nunca se creyó un poder “y jamás he usado mi carnet para lograr beneficios”. Canal 5 fue testigo de sus primeros pasos, siempre sin tropiezos. Luego en Rctv y Venevisión, hizo un periodismo “que no tenía mordaza ni línea empresarial, era valiente”. Un año de su vida se lo dedicó a VTV, “a donde no quiero ir ni de visita, a menos que el viento sople en otra dirección” y después se marchó a LaTele, que en sus inicios se llamó Omnivisión Multicanal, “y hoy en un arroz con mango”, donde condujo Sin censura, un programa de entrevistas a hombres y mujeres de la vida venezolana e internacional, “que me dio muchas satisfacciones”.
–No lo vimos corriendo los 10 kilómetros junto a Henrique Capriles R.
–¡No vale, si apenas puedo caminar… Qué voy a estar marchando o corriendo!
–Los adecos corrieron a apoyar al candidato de la Unidad.
–Hace tiempo dejé de ser adeco, voy a votar por HCR.
–La gente con un coeficiente intelectual alto no vota por ese candidato, dicen los entendidos en política y en elecciones.
–Queeeeeé. Al contrario de lo que otros afirmen, la gente inteligente sí debe votar para que Capriles sea el presidente de Venezuela. Es la inteligencia nacional la que le va a dar el triunfo el 7 de octubre.
–¿Y ese gentío que concurrió al llamado psuvista para darle su apoyo al candidato del pueblo?
–¿Ah? Bueno, mucha gente fue obligada.
–Los chavistas fotografiaron el poco de autobuses contratados “por la derecha”.    
–Lo de los autobuses no es exclusividad de nadie. De Guaicapiro para acá, los autobuses siempre han estado disponibles para todas las marchas políticas, de tal modo que eso no significa nada, no tiene una connotación importante. ¿Pero sabes que si vi en la marcha de Capriles?, pues mucha espontaneidad y alegría.
–De la carrera unitaria salió el dictamen de que AD fue la gran perdedora y que Primero Justicia solidificó su estructura como partido político.
–Sí, es verdad, PJ lució mucho más consistente.     
 
“Nunca me creí un poder”
 
–¿El 27 de junio le parece una fecha sólida?
–Bueno, el Día del Periodista fue decretado el 27 de junio en conmemoración a la salida del Correo del Orinoco, el de Bolívar, el decente, no ese panfleto que circula actualmente.
–¿Hay motivos para celebrar?
–Si es una fecha importante, por qué no celebrarla.
–Los medios de comunicación están siendo muy cuestionados, se habla de “mala praxis” periodística.
–Por supuesto que hay integrantes del gremio que han sido cuestionados toda la vida, por tanto, nunca se podrán quitar ese estigma, pero no creo que todos los periodistas pasen por el tamiz del cuestionamiento. Sin embargo, no puedo decir lo mismo de los medios.  
–¿Se salvó de caer en la trampa de la arrogancia al creerse el cuarto poder?
–No caí en esa trampa porque nunca me creí un poder. Jamás he usado el carnet de periodista, que llevo con mucho orgullo, para lograr beneficios o para colearme en sitios donde no he sido invitado; arrogancia es hacer lo contrario. El periodismo se demuestra o frente a las cámaras de televisión o frente al instrumento con el cual se ejerce la profesión, y siempre con honestidad, lealtad y seriedad.     
–Cuándo empezó a soñar con un periodismo libre, ético, riguroso, valiente e independiente.
–Tenía 20 años  de edad cuando comencé a trabajar en canal 5, aún estudiaba. Y de ahí pasé a Radio Caracas Televisión como jefe de Información, en esa televisora estuve 10 años. Luego trabajé en VTV durante un año y, posteriormente, en Venevisión. Ese periodismo en el cual me inicié no tenía mordaza ni línea empresarial, era valiente. Tanto en Rctv como en Venevisión tuve total libertad para dirigir los noticieros, nadie me dijo lo que tenía que hacer o lo que no debía hacer, que tenía que atacar a X personaje o ensalzar a otro aunque no lo mereciera.
–Era jefe de Información de Rctv cuando, en 1976, el gobierno de Carlos Andrés Pérez cerró el canal por 3 días. En ese entonces se dijo que CAP no se calaba el comportamiento “tendencioso” y las “noticias falsas” de la televisora.
–Fui el protagonista de ese cierre por una entrevista que hice sobre el caso William Niehous. Pero no fue Carlos Andrés Pérez el autor del cierre del canal, sino el ministro Sucre Figarella, un tipo bastante atrabiliario. Estuve tres días preso, pero, bueno, eso son los avatares de esta profesión.      
 
“LaTele no me ha pagado
 lo que me debe”
 
–¿El periodismo ético y valiente de sus sueños se mantiene vigente o torció el rumbo?
–Hoy en día, el periodismo nuestro tiene muy buenos y jóvenes protagonistas, sobre todo en el área de la televisión, que es mi fuerte porque fue en ese medio donde crecí como periodista. No obstante, y porque es un tema que manejo y puedo criticar a conciencia, me preocupa que algunos de esos talentos, de ambos sexos, le pongan más atención a la sala de maquillaje que a la sala de redacción. Por supuesto, aquí está fallando la dirección de los noticieros. Se entiende que son muchachos físicamente atractivos y muchachas muy bonitas, que quieren mantener su hermosura ante las cámaras, lo que no significa que su labor deba quedar en segundo lugar. El resultado que se obtiene, a causa de ese cuido exagerado de la belleza, es un noticiero muy pobre, las informaciones no se proyectan como debe ser. Por fortuna, la mayoría son jóvenes que además de realizar o desarrollar un buen trabajo periodístico, son valientes y decididos, sobre todo en la actualidad cuando el ejercicio del periodismo en televisión se ha puesto tan difícil, complicado y hasta peligroso. Con tu grabadorcito puedes llegar a cualquier sitio y pasar inadvertida, pero si llegas a X sitio donde se produce la noticia con una cámara y un micrófono, que tienen el logo o la identificación de la televisora para la cual trabajas, corres el riesgo de ser agredida. De esa agresión han sido víctimas los periodistas de Globovisión.
–Últimamente, han sido los periodistas que trabajan en los medios públicos los que han sido agredidos por la militancia opositora.               
–Yo no lo creo, no estoy muy convencido de que haya sido como ellos lo han contado… Chica, eso se asemeja al caso del tiburón que se come a un pescador, se arma tremendo alboroto. Cuántos pescadores no han terminado en las fauces de los tiburones y no pasa nada, bueno… (risas). Ellos están acostumbrados a la agresión, entonces, cuando los agreden salen chillando.   
–Cuando era gerente de LaTele y conducía Sin censura, se hablaba de “oligarquía mediática”.
(Jajajajajajajaja) –En ese canal lo que hubo y hay es un arroz con mango. Ese programa me lo quitaron sin previo aviso, de la noche a la mañana. Tengo que decir, con cierto rubor, que ni el dueño, ni el gerente general ni el director de esa televisora se tomaron la molestia para decirme que Sin censura no iba más al aire, ellos prefirieron enviar a una secretaria para que me diera la noticia, lo que me pareció una terrible ofensa. Lo peor de todo es que LaTele es como el crimen, no paga (carcajada).
–No lo imaginamos trabajando por amor al arte. Ni lo hippies en sus  tiempos de love y peace.
–Mejor imagínate un canal sin departamento de información, eso es LaTele. Repito, ese canal es un arroz con mango, eso no tiene pies ni cabeza… Fui fundador de esa televisora, que comenzó llamándose Omnivisión Multicanal, y la primera voz que se escuchó fue la mía cuando entrevisté a Jaime Lusinchi, quien era presidente de la República. Luego se llamó Marte Televisión, yo continué ocupando mi cargo, hasta que finalmente fue bautizada LaTele.
–En el tono de sus palabras se percibe no sólo ironía, también descontento, ¿es porque esa televisora prescindió de sus servicios o hay algo más?        
–¡Estoy a la espera del dinero que aún no me han cancelado!.. Pero conociendo a los personajes que han estado frente a ese canal, dudo que me paguen medio, aunque la esperanza es lo último que se pierde (risas).   
 
“Mi paso por la fuente policial
fue muy activa, eran los tiempos de la PTJ”
 
–¿Se premia el buen periodismo hecho con rigor, pasión, humanidad?
–De las condecoraciones no hay mucho de qué hablar, se sabe que se repartían a granel. Esa es una gran verdad, imposible tapar el sol con un dedo.  
–Y esa repartición, como si de panes bíblicos se tratara, aún prevalece.
–¡Ahora los condecorados son los periodistas chavistas! (risas). 
–En tiempos cuartarrepublicanos recibió muchas condecoraciones…
–Recibí casi todas las condecoraciones por el buen ejercicio de mi profesión, siempre me caractericé por efectuar un trabajo serio, era muy joven cuando ocupé la jefatura de Redacción de Rctv; en Venevisión fui durante 10 años director de El Informador, en ese lapso también conduje un programa que se llamó Lo que pasa en el mundo. Ahora bien, no siempre fui jefe, mis comienzos fueron de reportero de la noticia, primero cubrí la fuente policial y luego la política.
–Si volviera a nacer y eligiera el periodismo como profesión, qué fuente le hubiera gustado cubrir.
–Con las dos fuentes antes mencionadas. La policial, por ejemplo, obliga al periodista a investigar, a escudriñar más en un hecho.
–Hoy se nos critica porque no investigamos, mucha gente añora ese tipo de periodismo.
–El periodismo investigativo no ha sido clausurado, aún existe, aunque no con la intensidad que se hacía en el pasado. Globovisión tiene un espacio dedicado a la investigación bien importante, allí le hacen seguimiento a muchos casos, que es lo bonito del periodismo de investigación… Mi paso por la fuente policial fue muy activa, súper movida; eran los tiempos de la PTJ (Policía Técnica Judicial) de verdad, la de Juan Martín Echeverría, de Manuel Molina Gásperi. Era la PTJ donde los casos no sólo eran investigados, sino que tenían seguimiento hasta que se aclaraban. En esa época los periodistas íbamos o estábamos a la par de los investigadores policiales. Hoy en día, sucede que los casos afloran cuando la policía científica considera que deben hacerse públicos. Semanalmente, cuántos crímenes se cometen en Venezuela, ¿alguna vez has escuchado que Fulanito está imputado o fue privado de libertad por asesinar X número de personas? Eso ya no se ve, antes se hacía el seguimiento de un asesinato hasta las últimas consecuencias, como se dice coloquialmente.         
–¿Un caso que lo marcó como periodista policial?
–Indudablemente, el del industrial Niehous. Fue tanta la investigación que hice, que terminé preso y el canal 2 fue cerrado; por otra parte, tres diputados no sólo fueron destituidos, sino también detenidos. Ese caso marcó un hecho histórico en nuestro país, fue el primer secuestro más largo, además de confuso. En Rctv no nos equivocamos cuando nos referimos al grupo que había secuestrado al empresario, a los implicados en el caso. Escarbando en la memoria, puedo decir que un alcalde del actual gobierno fue uno de los brazos militares que secuestró a Niehous y no lo menciono con nombre y apellido para no meterme en problemas, pero si hurgas un poquito en el pasado y en esa historia, estoy seguro de que lo descubrirás. Ah, también un ex ministro estuvo involucrado. Recuerdo que recibí una fotografía en la cual aparecía el empresario de pie flanqueado por dos encapuchados, el hoy alcalde y el ex ministro, que eran militantes de izquierda. En el canal no dudamos en poner esa foto en pantalla, el revuelo fue grande. Entre los secuestradores se encontraba David Nieves que estando en prisión, fue electo diputado; a raíz de esa elección él fue dejado en libertad; Salom Meza Espinoza corrió con igual suerte porque a pesar de estar preso por su  participación en el famoso secuestro, fue elegido diputado por el MEP (Movimiento Electoral del Pueblo) y dejado en libertad. Lo contrario ocurre en este gobierno. El comisario José Sánchez Montiel (Mazuco) continúa en cárcel y eso que ganó su escaño en la Asamblea Nacional con una altísima votación en el estado Zulia.                      
–Qué no olvida el periodista que cubrió la fuente política.
–La entrevista que le hice a Jóvito Villalba, en la cual hizo una acusación directa contra un candidato presidencial que, según él, estaba financiando su campaña electoral con dinero proveniente de los asaltos a entidades financieras. Esa suposición de Jóvito fue un gran escándalo.
–¿Y ese candidato era..?
–Teodoro Petkoff. Por supuesto, como corresponde en el periodismo, al entonces candidato le hicimos un derecho a réplica, y se defendió.  
 
“Veo VTV para
reanudar mis calenteras”
 
–Hoy disfruta el reposo del guerrero, ¿añora el periodismo?
–Lo añoro tanto que si vuelvo a nacer, vuelvo a ser periodista. 
–Qué diferencia hay entre el periodismo que hacía y el que hacen sus colegas más jóvenes.  
–Los periodistas que trabajan en televisión tienen más facilidades técnicas, los equipos con los cuales trabajan son de un modernismo y una eficiencia totales. Antes, cuánto tiempo no tardábamos en el montaje de los equipos, las cámaras eran muy pesadas y grandes; hoy en día, se puede hasta correr con la cámara en el hombro, dado su tamaño y versatilidad. Esa es la gran diferencia…
–De la inexistencia de libertad de expresión en Venezuela discuten hasta los analistas foráneos, que la ponen en entredicho. ¿Usted percibe lo contrario, que sí existe?
–Diría que mitad y mitad… Si en el pasado hubieses dicho las cosas que se dicen ahora, estarías encarcelada, pero hoy en día existe algo que es tan peligrosa como la anterior: la autocensura. En los actuales momentos, los periodistas cuidan mucho lo que van a decir por temor a las represalias y, muchas veces, también por temor a los dueños de los medios de comunicación, por qué no decirlo. Ellos quitan programas del aire sin dar ningún tipo de explicación. Sin censura fue sacado del aire y aún no sé las razones, pues nunca me las notificaron. Pero tampoco, menos a estas alturas, pienso preguntar el porqué.       
–¿Existe impunidad para mentir en el periodismo actual y bajo la excusa de que los periodistas saben lo que es noticia o no, se ofrece una determinada visión interesada de la realidad?
–Gracias al periodismo en Venezuela y a la valentía de los periodistas, se han aclarado muchos casos. Eso ha ocurrido tanto en el pasado, como en el presente. ¿Cuántos periodistas han sido demandados? Muchos, Miguel Salazar, Manuel Isidro Molina, Julio Balza y Rafael Poleo son casos emblemáticos.     
–¿Alguna vez fue demandado, agredido o se sintió amenazado por sectores políticos o económicos?
–Aunque nunca nadie me demandó, sentí los fogonazos de la amenaza en el caso de la muerte del niño Vegas Pérez; el papá de uno de los involucrados me llamaba todas las noches, luego de la transmisión de El Observador,  para amenazarme de muerte; decía que donde me encontrara, me iba a dar un tiro. De eso pasó mucho tiempo, la amenaza prescribió (carcajada).
–¿El miedo llegó a paralizarlo?
–Para ser periodista no se puede tener miedo; el que lo sienta, entonces que se meta a buhonero, a maestro de escuela o a cualquier otra profesión. El periodismo se ejerce con valentía, como lo hace Miguel, tu director, que no le tiene miedo a nada (risas).
–Conatel cerró la emisora comunitaria de El Hatillo que dirigía, por “irregularidades fiscales”.
–Por cierto, ese fue el primer medio que cerró este gobierno. Te cuento cómo pasó y, te aseguro, que te dará risa el procedimiento. Sucedió un 4 de febrero, ese día iba a entrevistar a Fernando Ochoa Antich, ex ministro de la Defensa, quien había sido bien promocionado en la emisora. De repente, observé que dos tipos entraban a la cabina donde estaba transmitiendo la entrevista, y les pregunté qué hacían allí, “¿no ven que estoy haciendo una transmisión en vivo?”. Uno de los tipos contestó: “No, mijo, hace tiempo que usted no está transmitiendo nada, nosotros desmontamos el transmisor” (carcajada). Es decir, yo estaba hablando por el micrófono como un loco sin enterarme de lo ocurrido (jajajajajajaja). ¿Irregularidades fiscales? Eso es mentira, esa emisora era de Ibrahím Pérez y no podía haber irregularidades fiscales porque estaba iniciándose en el medio. Recuerdo que le pregunté a uno de los policías si yo era el único periodista que hablaba mal del Gobierno, y él me lanzó esta flor: “Pero es que no todos los periodistas se llaman Adelso Sandoval”. Le agradecí su halago (risas).
–Quedó curado de espantos, nunca más trabajó en radio.
–Esa fue mi primera y última vez. Mi área es la televisión y regresaré a ella, ya verás.
–¿Cree que le hace falta a la televisión? 
–Pecaría de modesto si digo eso, lo que sí sé es que la televisión me hace mucha falta.
–VTV es el canal de todos los venezolanos…
–Allí no iría ni de visita. Veo los programas de Venezolana de Televisión en cierta forma para reanudar mis calenteras, esas que se me han olvidado (carcajada).
–Allí hay periodistas muy buenos y programas ídem, sobre todo en la mañana.
–Sí, de vez en cuando los veo, tengo que admitirlo. Ernesto Villegas es muy bueno, que no quepan dudas. Pero no sintonices ese canal a partir de las 6 de la tarde, puedes decepcionarte.
–El Corriendo y cayendo, conducido por Miguel Ángel Pérez Pirela, es bien interesante, ¿no le parece?
–¿Te gusta? Bueno, cada quien tiene su forma de entretenerse (jajajajajajaja).
–Dice que no iría ni de visita a VTV, qué le haría cambiar de opinión.  
–El cambio de dirección del viento, que va a cambiar, estoy seguro.
–Seguro mató a confianza.
–Esta vez, con el triunfo de Capriles, no. Si me llaman, para allá voy (risas), pero si me dan un consulado, entonces, muchísimo mejor.
–Y para qué quiere un consulado.     
–Para irme del país un tiempo.
–¿A vacacionar?
–No, chica, los cónsules trabajan, si no, pregúntale a Martín Pacheco.
–HCR ha prometido subir la santamaría a Rctv.   
–Sí, él ha dicho en muchas oportunidades que los venezolanos podemos contar con la apertura de Radio Caracas Televisión.
–El hoy aún extinto canal 2 transmitió el programa Atrévete a soñar… 
–(Jajajajajajajaja) –Cómo me encantaría que el sueño se hiciera realidad. 
 
“Toda la vida
el periodista ha sido mal pagado”   
 
–Qué rescataría del “viejo” periodismo.
–El estudio y la lectura son fundamentales. Es necesario leer de todo, lo que nos gusta y lo que no. 
–¿El gran enemigo de la televisión venezolana?
–Desde que apareció Directv con sus canales de suscripción por cable, nuestra televisión dejó de ser amena, inconformista. Sus dueños no se han esmerado por hacer una televisión digna, como se hacía antes. La mayoría de las producciones dramáticas son importadas, lo que ha dejado sin trabajo a un número importante de actores, actrices, técnicos, etc. Ya llegará el momento en que tendrá que remozarse.   
–Según su criterio, cuál debe ser el perfil del periodista actual.
–Los periodistas no tenemos perfiles, somos periodistas y punto.
–¿El periodismo es una profesión de riesgo y el mayor de ellos es el de morirse de hambre?
–Toda la vida el periodista ha sido mal pagado y como si fuera poco, la espada del desempleo pende sobre su cabeza. Las escuelas de periodismo o de comunicación social, como se llaman ahora, se han abarrotado de manera exacerbada, tienen una producción de periodistas inmensa, por tanto, el número de desempleados crece cada vez más. Pero el desempleo no sólo acosa a los periodistas, sino también a egresados de otras carreras universitarias. Me he llevado varias sorpresas; recientemente me monté en un taxí y su conductor era médico, poco después, bajando de Venevisión tomé otro y el taxista era un profesor jubilado de la Facultad de Economía de la UCV… Que haya demasiados estudiantes en distintas carreras universitarias no es malo, significa que hay enormes posibilidades de estudio, pero es importante cuidar la calidad, elevar el nivel de exigencia en cada una de las escuelas y facultades para que no haya profesionales mediocres o frustrados.     
–¿Internet es el gran rival de los medios de comunicación?
–Es la gran red comunicacional del mundo; más que rival, la Internet es tremenda aliada.
–¿Desaparecerá la prensa de papel?
–No, ella se mantendrá siempre viva. Leer las noticias en un periódico tiene un sabor distinto, no es igual a verlas en televisión u oírlas por la radio.   
–¿Lo importante de Twitter?
–Se ha convertido en una gran casa de vecindad, en un instrumento para esparcir rumores, correr bolas, como dice Oscar Yánez. Hay gente sin oficio que ha encontrado en Twitter la mejor manera de terminar con la vida de otros, un día mataron a Mirla Castellanos y al pobre Simón Díaz lo han matado como 200 veces.
–El Presidente tiene millones de seguidores tuiteros.   
–También tiene gran cantidad de jalamecates, que si uno se pone a contarlos superan a Twitter (risas).  
–¿Tuitero por convicción?
–De vez en cuando recurro a esta red social para entretenerme con las tonterías que tuitean otros, no tanto para escribir.
 
PingPong
 
–¿Las campañas electorales son lo más parecido al Carnaval?
–Definitivamente.
–En periodismo, ¿una materia inconclusa?
–La investigación.
–¿Hoy, qué le sorprende?
–Perdí la capacidad de asombro.
–¿El 7 de octubre a las 8 de la noche, qué le sorprendería?
–Que el CNE se demore para dar los resultados de las elecciones.
–¿La telebasura y la radiobasura son el pan nuestro de cada día?
–No, no, no. El país ha madurado, por tanto sabe discernir entre lo bueno, lo malo y lo mediocre. 
–¿Su mejor momento en televisión?
–Cuando recibí el Premio Nacional de Periodismo.
–¿Y el peor?
–Ser botado de LaTele sin una explicación.
–¿De tener poder, cuál programa de televisión mandaría a quitar del aire?
–La Hojilla. Es una terrible ofensa a la inteligencia nacional, a la decencia de un país.
–¿Una buena conversación o una buena fiesta?
–Ambas.
–¿Un libro o una película?
–Las dos cosas.
–Qué le gusta leer en un periódico.
–Los artículos de opinión.
–¿Es un lector satisfecho de Las Verdades de Miguel?
–Siempre leo el semanario, además, Miguel es mi amigo.
–¿Playa, río o montaña?
–Soy un navegante, pero no del Magallanes; soy un fanático de los Leones del Caracas. Mi hobby es la pesca. Tengo una pequeña embarcación en Bahía de los Piratas y la uso con mucha frecuencia.
–¿Pescador de ilusiones?
–Sí, pero también soy un buen pescador de peces (risas).
–¿Pargo o carite?
–Lo que sea para almorzar o cenar.
–¿Qué tan sabroso cocina?
–Mucho, soy excelente cocinero, la pasta es mi especialidad. Pero, ojo, preparo exquisiteces para las visitas, para mi no frío ni huevos, de eso se encarga la señora que trabaja en mi casa.    
–¿Su ciudad de vacaciones?
–Madrid, España, es la ciudad más bella del mundo.
–¿Un vicio?
–No fumo, pero tomo whisky.
–¿Dieciocho años?
–Ocho años, desde que Luis Herrera Campins me dijo que mientras más añejo, el whisky es más dañino. Lo comprobé… Sin ser copeyano, yo creía en él; toda la vida cargaré con el pesar de no haber votado por quien era un gran amigo.    
–¿Vive lo que le gusta o le gusta lo que está viviendo?
–Me gusta lo que estoy viviendo. 
–¿Si pudiese volver atrás en el tiempo, qué no hubiera hecho como periodista?
–Siempre hice lo que quise.
–¿Qué hizo de usted el periodismo?
–Un hombre de bien.
–¿Sin censura?
–Absolutamente.
–¿Qué le preguntaría a Adelso Sandoval?
(Risas) –Cuándo no te vuelves a casar.
–¿El matrimonio le supo mal?
–¡Me he casado cinco veces!
–Liz Taylor celebró sus ocho casamientos.
–Estoy por alcanzarla, pero me aguanto (jajajajajajajaja).
–La famosa actriz se casó dos veces con Richard Burton.
–Aunque son mis amigas, no me re-casaría con ninguna de mis ex esposas.
–¿Tiene una espina clavada en..?
–… ninguna parte.
–¿Un error que quisiera enmendar?
–Pienso antes de actuar.
–¿Su fuente de inspiración?
–La música clásica, de la cual soy un fanático. Cuando voy a escribir, escucho a Tchaikovski, Beethoven, Mozart, Chopin, Mendelssohn, Bach, Vivaldi, Brahms, Verdi, Wagner.
–Qué escribe.
–Hasta hace poco escribí en la revista Zeta la columna Política de salón, que era totalmente de humor. Voy a conversar con Miguel Salazar para ver si me permite escribir en su semanario.
–¿Qué le hace arrastrar los pies?
–Mi columna vertebral, varias veces me he hospitalizado por su culpa. 
–¿Ejército o milicias?
–Ninguna de las dos.
–¿Un ciudadano?
–Luis Herrera Campins.
–¿Un político?
–Dos grandes políticos: Luis Herrera y Carlos Andrés Pérez.
–¿Imperialismo o antiimperialismo?
–Lo segundo, por supuesto.
–¿La guerra es necesaria para preservar la paz?
–Sí, necesariamente.
–¿Una frase?
–“Los pueblos que desconocen su historia incurren en el peligro de repetirla”.
–Defina al periodismo con cuatro palabras.
–Una esencia de vida.
–Defínase con tres palabras.
–Un buen padre.
–¿Entró en la categoría de famoso al conducir por LaTele Ellos son famosos?
–No me considero famoso, pero me gustó mucho conducir ese programa, fue algo distinto, mis invitados eran artistas nacionales que muy poca cabida le daban los medios.