RSS Facebook Twitter
Noticias de última hora
 
360 Habitantes > sábado, 02 de marzo de 2019
Los riesgos de la cruzada de Duque contra Maduro
 
 
 
El presidente Duque se ha jugado la carta de líder regional y de socio de Trump en la cruzada contra Maduro. Esa apuesta le ha funcionado en el corto plazo, pero encierra riesgos a futuro.
En las últimas semanas la imagen favorable del presidente Iván Duque ha venido creciendo. Según las más recientes encuestas, su favorabilidad pasó de un promedio de 25 por ciento a una cifra superior a 40. Esas mismas encuestas demuestran que ese salto obedece, en gran parte, a la posición que el presidente Duque ha tenido frente a la crisis venezolana. El mandatario ha liderado en el continente la cruzada para lograr la transición a la democracia en ese país.
Si Maduro cae pronto, Duque se convierte en un héroe para Colombia, Venezuela y el continente. Si Maduro se atornilla, las cosas se complican para el país.
De hecho, según la última encuesta de Guarumo Econonalítica, el 65,5 por ciento de los consultados respaldan el manejo que el Gobierno le ha dado a ese tema. Solo el 29,9 está en desacuerdo. Esa cifras son muy alentadoras para Duque, y confirman que la bandera de anti-Maduro le ha dado al presidente peso y al Gobierno rumbo. Sin embargo, los efectos que pueden tener hacia el futuro las posiciones de este Gobierno frente a su vecino aún están por verse.
De todos los países del mundo el que tendría que ser más prudente en su relación con Venezuela debería ser Colombia. No solo tiene 2.200 kilómetros de frontera en común, sino que millones de compatriotas viven en el vecino país, así como otros millones de venezolanos viven en Colombia. Por otra parte, Maduro es un personaje impredecible, acorralado y armado hasta los dientes. El chavismo ha invertido más de 10.000 millones de dólares en armamento, que incluye aviones bombarderos de última generación, centenares de tanques y miles de cohetes. Ese arsenal supuestamente estaría destinado a defenderse de una eventual invasión norteamericana. Pero, en la práctica, el único país contra el cual podría ser utilizado es Colombia.
Los países que no son vecinos, comenzando por Estados Unidos, no tienen ese riesgo. Brasil tiene frontera con Venezuela, pero es remota, selvática y de poca densidad poblacional. Entre esos dos países no hay áreas de conflicto comparables a las que existen con Colombia. Los presidentes de Chile y Paraguay pueden darse el lujo de venir a Cúcuta y arremeter contra Maduro sin riesgo alguno, pues están a miles de kilómetros de distancia. Colombia está a horas de una invasión con tanques, a minutos de un ataque aéreo y a segundos de un misil.