RSS Facebook Twitter
Noticias de última hora
 
360 Habitantes > martes, 21 de agosto de 2018
El país después del 21 agosto por José Roberto Duque
 
 
 
Uno dice "el país" y se imagina, antes que nada, una estructura tan grande que resulta invisible. Estas anotaciones se refieren a ese país que uno se encuentra apenas abre la puerta de la casa  y empieza a ver gente, cosas hechas, cosas destruidas, cosas planeadas o improvisadas por gente. El país es esa vaina que duele o se disfruta a medida que uno va caminando y tomando decisiones. El 21 de agosto muchos venezolanos amanecerán en cola a las puertas de los bancos, y eso convierte a esos escenógrafos que son los banqueros en co-protagonista de la jornada.
El otro protagonista es, el ciudadano, que no estará haciendo cola porque le gusta sino porque desde la médula de su inconsciente colectivo, lo agita una pulsión que podemos llamar "mover el país". Nos duela o nos moleste, los países se mueven en su funcionamiento práctico y efectivo a causa de un combustible cotidiano llamado dinero, y desde el 21 tenemos chorros de ese combustible en las calles, en los bolsillos y de mano en mano