RSS Facebook Twitter
Noticias de última hora
 
360 Habitantes > miércoles, 11 de julio de 2018
“¿Y a dónde irá a parar todo esto? ¿Irá a parar alguna vez?” … Los precios Los precios Los precios ¿al infinito y más allá?
 
 
 
“¿Y a dónde irá a parar todo esto? ¿Irá a parar alguna vez?”, son dos de las frases más comunes del venezolano cuando ve que los precios suben casi a diario. Nos ha tocado entender rápido lo que es la hiperinflación, pues ir a su ritmo implica gastar o invertir los muchos o pocos fondos que tengamos, básicamente porque el dinero pierde su valor más rápido de lo que se pronuncia la palabra “bolívar”.
 
Por supuesto que Venezuela no es el ombligo del mundo: no es el primer ni el último país que ha sufrido un ciclo hiperinflacionario. De hecho, no es el peor –aún–. ¿Y qué es lo que nos enseña la teoría y otras experiencias? Sencillamente que no existe un método ni una teoría que respalde que de esto se sale a corto plazo. Países como Argentina, Nicaragua y Bolivia pueden dar fe de esto. Incluso, en la mayoría de los casos no es solo un asunto de tiempo sino de ajustes bastante profundos.
 
Mientras en la arena mediática la disputa es por señalar al culpable de nuestra hiperinflación; y en la arena política al parecer no existe sino solo la agenda electoral, en Supuesto Negado decidimos adentrarnos en este perverso fenómeno que ya es parte de nuestro día a día. Hicimos un recuento de los peores casos de hiperinflación en la historia y de cómo estos países los superaron. Nos detuvimos un momento para ver que la inflación de por sí ya va superando al dólar paralelo. Analizamos hasta qué punto es inducida esta espiral de distorsión económica y también señalamos que finalmente llegó la hiperinflación a Venezuela. al infinito y más allá?
14 marzo, 2018
 
FacebookTwitterGoogle+PinterestWhatsApp
“¿Y a dónde irá a parar todo esto? ¿Irá a parar alguna vez?”, son dos de las frases más comunes del venezolano cuando ve que los precios suben casi a diario. Nos ha tocado entender rápido lo que es la hiperinflación, pues ir a su ritmo implica gastar o invertir los muchos o pocos fondos que tengamos, básicamente porque el dinero pierde su valor más rápido de lo que se pronuncia la palabra “bolívar”.
 
Por supuesto que Venezuela no es el ombligo del mundo: no es el primer ni el último país que ha sufrido un ciclo hiperinflacionario. De hecho, no es el peor –aún–. ¿Y qué es lo que nos enseña la teoría y otras experiencias? Sencillamente que no existe un método ni una teoría que respalde que de esto se sale a corto plazo. Países como Argentina, Nicaragua y Bolivia pueden dar fe de esto. Incluso, en la mayoría de los casos no es solo un asunto de tiempo sino de ajustes bastante profundos.
 
Mientras en la arena mediática la disputa es por señalar al culpable de nuestra hiperinflación; y en la arena política al parecer no existe sino solo la agenda electoral, en Supuesto Negado decidimos adentrarnos en este perverso fenómeno que ya es parte de nuestro día a día. Hicimos un recuento de los peores casos de hiperinflación en la historia y de cómo estos países los superaron. Nos detuvimos un momento para ver que la inflación de por sí ya va superando al dólar paralelo. Analizamos hasta qué punto es inducida esta espiral de distorsión económica y también señalamos que finalmente llegó la hiperinflación a Venezuela.al infinito y más allá?
14 marzo, 2018
 
FacebookTwitterGoogle+PinterestWhatsApp
“¿Y a dónde irá a parar todo esto? ¿Irá a parar alguna vez?”, son dos de las frases más comunes del venezolano cuando ve que los precios suben casi a diario. Nos ha tocado entender rápido lo que es la hiperinflación, pues ir a su ritmo implica gastar o invertir los muchos o pocos fondos que tengamos, básicamente porque el dinero pierde su valor más rápido de lo que se pronuncia la palabra “bolívar”.
 
Por supuesto que Venezuela no es el ombligo del mundo: no es el primer ni el último país que ha sufrido un ciclo hiperinflacionario. De hecho, no es el peor –aún–. ¿Y qué es lo que nos enseña la teoría y otras experiencias? Sencillamente que no existe un método ni una teoría que respalde que de esto se sale a corto plazo. Países como Argentina, Nicaragua y Bolivia pueden dar fe de esto. Incluso, en la mayoría de los casos no es solo un asunto de tiempo sino de ajustes bastante profundos.
 
Mientras en la arena mediática la disputa es por señalar al culpable de nuestra hiperinflación; y en la arena política al parecer no existe sino solo la agenda electoral, en Supuesto Negado decidimos adentrarnos en este perverso fenómeno que ya es parte de nuestro día a día. Hicimos un recuento de los peores casos de hiperinflación en la historia y de cómo estos países los superaron. Nos detuvimos un momento para ver que la inflación de por sí ya va superando al dólar paralelo. Analizamos hasta qué punto es inducida esta espiral de distorsión económica y también señalamos que finalmente llegó la hiperinflación a Venezuela.