RSS Facebook Twitter
Noticias de última hora
 
360 Habitantes > viernes, 10 de noviembre de 2017
Manuel Rosales y Yon Goicochea de héroes a villanos por Mario Valdez
 
 
 
“En general, los hombres juzgan más por los ojos que por la inteligencia, pues todos pueden ver, pero pocos comprenden lo que ven”. Nicolás Maquiavelo.
 
La oposición debe dar un giro en su estrategia política para buscar recuperar el caudal electoral que obtuvo en las elecciones de 2015, que se encuentra postrada, desencantada, sin ánimo ni ganas de votar ni en estas elecciones de alcalde, ni en los otros procesos comiciales por venir. Pareciera que no quieren entender la realidad, no valoran el comportamiento de la sociedad venezolana que es mayoritariamente superior al chavismo en su conjunto, no salen a su encuentro a hablarle claro, explicarle lo que sucedió, a estimularla para que participe y defienda sus alcaldías, de esa manera preservar los espacios conquistados.
Hay dos políticas totalmente opuestas de cara a las elecciones de diciembre, por un lado vemos como Primero Justicia, Voluntad Popular y Acción democrática llaman a no votar, a no participar en el proceso, sancionan a sus dirigentes que se inscribieron como candidatos, los excluyen de sus listas partidistas, ayer eran héroes y de la noche a la mañana pasan a ser traidores por ser consecuentes con sus ideales democráticos. Esos políticos cometen hoy el mismo error del pasado, llaman a la no participación en las elecciones de diciembre, pero esos mismos dirigentes promueven encuentros y diálogos con el gobierno para realizar las elecciones presidenciales de 2018, demostrando que solo piensan en ellos, en participar, ignorando y despreciando a los dirigentes regionales a quienes se deben y están en el legitimo derecho de aspirar a ser alcaldes y gobernadores. Pero no los jefes solo piensan en ellos, en la grande, en la Boloña dijera Guillermito “Fantastico” González.
 
Manuel Rosales no la tiene fácil con Omar Prieto
 
Manuel Rosales con sobradas razones sale a la búsqueda de la silla del palacio de Las Águilas, va por el relanzamiento del Zulia, está llamando a mirar al futuro y dejar atrás el pasado, es un hombre probado, consciente del torbellino y la tormenta que se produce por los relámpagos del Catatumbo. No la tiene fácil, el enemigo más grande a vencer esta en la misma oposición, tiene que convencer el sector radical que está llamando a la abstención y acusando de “vendidos al gobierno a todos los que participan en el proceso electoral”. El ex gobernador Juan Pablo Guanipa ganó las elecciones el 15 de octubre por 60 mil votos, el lunes 6 de noviembre en rueda de prensa junto a dirigentes de los partidos políticos Primero Justicia y Voluntad Popular, negaron su apoyo a cualquier candidatura, no nombró a Rosales, pero expresamente señaló, si, “no estás definido vete con Maduro”. No le dijo Perro pero le enseño el trapojo. Manuel está sembrado en ese pueblo zuliano, lo conoce bien, es un ex preso político, demócrata a carta cabal, ganador de elecciones, para estas elecciones relancinas donde no había tiempo de escoger un candidato en primarias, no tengo la menor duda que es la mejor opción para oponérselo al candidato oficialista Omar Prieto, destacado dirigente y alcalde de San Francisco, hombre de confianza del presidente Maduro y de Diosdado Cabello, que como diría el diputado Pedro Carreño vicepresidente del PSUV y coordinador de la campaña de Prieto, a quien ya da ganador, como dice el argot de la hípica “lo están bañando”.
 
Si Manuel Rosales resulta triunfador y vuelve al palacio de Las Águilas, se convierte en un presidenciable con opción, por eso corriendo los riesgos y consciente de las descalificaciones que le vienen, asumió el reto de llevar a su partido político Un Nuevo Tiempo (UNT), con candidatos en los 335 municipios y él inscribirse como candidato. No mordió el anzuelo envenenado que masticó Henry Ramos Allup, quien después de haber triunfado el 15 de octubre, se plegó a la propuesta de los que habían perdido, corriendo el riesgo de que sus partidos sean sancionados y se les ponga cuesta arriba participar en el clásico presidencial 2018.
 
Yon Goicochea de mártir a villano
 
El caso más emblemático es el de Yon Goicochea, salió de la cárcel después de casi dos años de encierro, en la sombra, preso político que no se doblegó, Avanzada Progresista el partido de Henri Falcón le dio el apoyo y lo inscribió como candidato a Alcalde en El hatillo. Goicochea ha recibido injustamente una serie de ataques y descalificaciones de sus partidarios por el simple hecho de aspirar una posición dirigente que con sobrados meritos merece lograr; forma parte de los líderes estudiantiles que le dieron vida y aliento al mundo no comprometido con el chavismo, tuvieron la valentía de enfrentarse al presidente Chávez, sacando a la oposición el 2007, del ostracismo y el desencanto en que cayó  producto de la política errada, cuando decidieron  no participar en las elecciones para elegir diputados a la Asamblea Nacional el año 2005. Ese mismo error vuelven a cometerlo hoy, no participando en las próximas elecciones. Que ironías tiene la vida, los que ayer pedían su libertad como héroes, hoy le quitan el apoyo por villano.