RSS Facebook Twitter
Noticias de última hora
 
360 Habitantes > viernes, 10 de noviembre de 2017
Odio por Roberto Malaver
 
 
 
¡Nos pela el chingo y nos agarra el sin nariz! Ahora si nos jodímos, porque con la aprobación de la ley contra el odio, no sabemos qué carajo vamos a hacer con ese montón de odio que tenemos acumulado. Tenemos odio para exportar, porque claro, aquí podíamos hacer lo que nos daba la gana, desde quemar chavistas hasta mentarle la madre por twitter a ministros y más allá de más nunca, y ahora vienen los chavistas con su Asamblea Constituyente, que no está en desacato como la de nosotros y nos clavan esa ley, que de paso no es solo contra nosotros, porque hay unos chavistas por ahí que tienen su odio de clase, que se les nota por encimita, y además no pueden ver a un homosexual, porque se le sale lo homofóbico en cámara, así que esa vaina es también para el otro lado.
 
Aquí el único de los nuestros que ha dado una muestra de amor, fue Julio –Matemático– Borges, aquella vez que mandó a la gente de Primero Justicia a enamorar a los chavistas, y parece que si salieron no volvieron nunca, o los chavistas no se dejaron enamorar, porque uno no supo qué pasó con esa orden de amor de Matemático Borges. Lo que pasa es que después se nos salió el odio por todas partes. Esa vaina de las guarimbas no las va a olvidar nadie. Es verdad que se nos pasó la mano, carajo, es que nos dimos con furia. Y ahora uno no sabe cómo defender al inquilino de la Embajada chilena, que de paso algunos en Chile están contentísimos, porque tienen en esa Embajada a un prospecto de alguien que ya conocieron muy bien. En fin, que ojalá no sigamos metiéndonos en vainas, porque nos va a caer encima todo el peso de la ley, y esa ley debe pesar que jode.
 
El otro peo en el que andamos metidos es que Manuel –Filósofo– Rosales, se lanzó como candidato a gobernador en Zulia, y salió diciendo unas vainas de la negociación que teníamos con el Gobierno que nos está dejando muy mal parados. Eso nos pasa por pendejos, porque si Guanipa se juramentaba, allí estuviera disfrutando del score, pero le hizo caso a Matemático Borges, y se ha demostrado científicamente que el que le hace caso a Borges se mete a bolsa. Ahora perdimos ese cargo de gobernador, y estamos a punto de perder todas las alcaldías, producto de esa orden que le dieron a Espoleta Allup y a Matemático Borges. Menos mal que un Nuevo Tiempo y Copei nos prestaron las tarjetas, y ahora con todo el amor del mundo, vamos amarraditos ahí.
 
El papá de Margot estaba viendo la aprobación de la ley contra el odio, y cuando vio que todo el mundo levantó la mano para aprobarla, se puso de pie y dijo: “Si, carajo, por lo muy amorosos que son todos los que están ahí”. Y se fue al cuarto y le metió su coñazo a la puerta tan fuerte, que la margariteña en vacaciones gritó: “Sácamelo, muérgano”.
 
-Ódiame por piedad, yo te lo pido.- Me canta Margot