RSS Facebook Twitter
Noticias de última hora
 
360 Habitantes > viernes, 04 de septiembre de 2015
El Viejo Eloy por Mario Valdez
 
 
 
En la medianoche del 4 de mayo de 1962, estalló en el estado Sucre, el hecho político conocido como “El Carupanazo”, a cargo del Batallón de Infantería y el Destacamento 77 de la Guardia Nacional, al mando de los militares Teodora Molina Villegas, Vegas Castejón y el Teniente Héctor Fleming Mendoza; se alzaron contra el gobierno de Rómulo Betancourt, fueron tomadas las calles, edificios y el aeropuerto, la emisoras de Radio  Carúpano desde donde lanzaron un manifiesto de la insurrección militar de Izquierda, en Carúpano, Estado Sucre; durante el período conocido como la Lucha Armada en Venezuela. Al día siguiente las tropas del gobierno toman el control de Carúpano y sus alrededores; son capturados más de 400 personas involucradas en la asonada cívico militar, entre ellos el Diputado del Partido Comunista de Venezuela (PCV) Eloy Torres, de quien hablaremos hoy.
Félix Eloy Torres Arias, nació en la Cañada de Luzón, El Guarataro, Parroquia San Juan de Caracas, el 01 de diciembre de 1918; hijo de Félix Torres y Evarista Arias, estudio en la escuela Ezequiel Zamora, y dejo sus estudios debido al estado crítico y de pobreza que vivía su familia y salió al mercado de trabajo para contribuir con el sostén familiar, fue lustrador de zapatos, latonero, boxeador, mecánico, plomero, obrero metalúrgico, con orgullo decía fui un “toero”; entra a la política con su hermano de siempre Pompeyo Márquez, tenía 17 años y se incorpora al PCV; conoce a Carmen Teodora Román (La Negra Torres), la de toda su vida, tuvieron 6 hijos; lucho contra la dictadura perezjimenista; fue directivo de CTV; fundador de la CUTV; fundador del MAS, tres veces Diputado. Publicó cuatro libros. Se convirtió en un especialista en Derecho Social, autodidacta, lector voraz.
El 6 de mayo de 1962, el gobierno respetándole su inmunidad parlamentaria lo dejan recluido en su casa, custodiado por la Digepol; mientras el Congreso Nacional decidía el allanamiento de su inmunidad parlamentaria. En octubre la Comisión Delegada del Congreso nacional, le allana la inmunidad parlamentaria con el voto decisivo de Arturo Uslar Pietri. Es sometido a un juicio militar porque estaban suspendidas las garantías constitucionales y un Tribunal Militar lo condena a 16 años de cárcel, apela, por tratarse de un juicio militar de acuerdo con aquella legislación le correspondía conocer al Presidente Rómulo Betancourt, quien le rebaja la pena a 8 años, 8 meses, 8 días y 8 horas; paso un año preso en la cárcel de Vista Hermosa en Ciudad Bolívar; luego va preso a la Isla del Burro donde paga el resto de la condena, allí compartió prisión con Teodoro Petkoff, Bayardo Sardi, Dieguito García Urquiola, German Lairet, Mendoza Potellá, Vladimir Acosta, Eleazar Díaz Rangel, Clodosvaldo Russian, Rafael Thielen, otros.
El viejo Eloy, como cariñosamente le decíamos los muchachos de entonces, nos comentaba que su más grave error fue haber participado del colectivo que impulso el proceso armado. La insurrección fue una irresponsabilidad histórica, decía. Hasta el final de sus días, sostuvo como reflexión que el MAS, es la demostración de su voluntad  de enmienda por sus equivocaciones en la política. En un viaje a Rusia, le serví de mensajero uno de los muchachos estudiaba en la Patricio Lumunba. Lástima que el tiempo lo agarro débil en posibilidades, su fuerza de voluntad le ayudo a irse con su conciencia tranquila; dueño de su alma y capitán de su destino como sentencio ese grande Nelson Mandela.